Periodismo Sin Sexismo

Desde la comunicación, tanto los medios, periodistas o conductores pueden producir un impacto positivo en la sociedad. La calidad de la información que se genera y se transmite durante el mundial puede influir en el debate y comprensión de temas que atraviesan la vida y desarrollo de nuestra sociedad.

Por este motivo, entendemos que vale la pena pensar de qué manera queremos ser informados. El periodismo es una herramienta muy poderosa para cuestionar y abrir el debate sobre situaciones que están socialmente aceptadas o toleradas, pero que son muy perjudiciales para una gran parte de la sociedad.

Durante el mundial esta problemática es especialmente relevante. Dado que el deporte en los medios acarrea la idea de que se trata de un tema de hombres y, a su vez, el mundial tiene una vasta y diversa audiencia, los mensajes que se transmiten durante la cobertura pueden calar muy hondo en la sociedad.

A continuación, presentamos una guía con perspectiva de género para que desde el periodismo no se sigan fortaleciendo los estereotipos.
  • Es esencial tener presente que la audiencia está integrada por mujeres, varones y personas LGBT. Incluso, si se tratara exclusivamente de hombres, durante la transmisión de un partido se construye las subjetividades de esa audiencia que va a tratar con mujeres y personas de la comunidad LGBT. 
  • Evitar presentar o describir a las mujeres que asisten al evento por su aspecto físico, civil o familiar, salvo que sea esencial a la historia. Una manera de evaluarlo es preguntarse si uno daría la misma información si se tratara de un hombre. 
  • Es importante buscar un balance de género en las voces de expertos y/o testigos que cubren los eventos deportivos, ya que de esta manera se aporta una pluralidad de miradas y se enriquece el debate. 
  • Las descripciones que tratan de extraordinario el rol que ocupa una mujer determinada, y sugieren implícitamente que esas tareas o trabajos son realizados por hombres, son sexistas. 
  • Es importante presentar a las personas de forma integral y no como un conjunto de características predefinidas. Por lo tanto, es importante tratar a cada persona como una persona particular sin remitirnos a estereotipos. 
  • Conceptos como normal /no normal/ anormal fortalecen los espereotipos porque indicando una patología, o simplemente una diferencia particular, son negativos para el respeto y desarrollo de las individualidades. 
  • A la hora de generar propuestas de sumario es importante eludir los estereotipos. 
  • Hay pocas notas, por ejemplo, que muestran a los hombres realizando tareas de cuidado. Tener en mente los estereotipos ayuda también a pensar entrevistas que salgan de los temas usualmente abordados por los medios. 
  • Eludir los estereotipos en las imágenes también es parte del buen uso de la perspectiva de género. Las imágenes que confirman la existencia de una belleza homogénea,promocionan un modelo físico determinado e invisibilizan la diversidad puede convertirse en un patrón idealizado o excluyente.

Links útiles: